Subsidio al Empleo: ¿de qué se trata y a quién beneficia?

Los niveles de desempleo han alcanzado altas cifras tras la llegada del COVID-19. En ese contexto, el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE) promueve un programa de subsidio al empleo que pretende incentivar el regreso de trabajadores con contrato suspendido o la contratación de nuevas personas. 

 

Tras la llegada de la pandemia, las tasas de desempleo han alcanzado cifras récord en el país. Previo a ello, el mercado laboral sólo se había contraído de esta forma en el marco del estallido social. Para graficar, un estudio de la Cámara de Comercio de Chile reveló que Chile es el tercer país del mundo más golpeado por la pandemia. La investigación señala que Chile perdió el 20,9% de sus empleos entre marzo y julio, por detrás de Perú y Costa Rica, con un 39,2% y un 21% respectivamente.

 

Roger Barraza, Director Regional del Sence en Antofagasta, comenta que “cuando vemos las cifras de desempleo acá en la región, va en un 12,3%; una cifra histórica que no habíamos tenido desde antes de las protestas de octubre del año pasado”.

 

En razón de lo expuesto, Barraza señala que en el Sence están tomando un plan de contingencia de subsidio al empleo, que está dado por dos grandes líneas. La primera es la “Línea Regresa”, destinada a trabajadores que hayan visto sus contratos suspendidos, y la segunda, denominada “Línea Contrata”, es un beneficio destinado a fomentar la incorporación de nuevas personas en las empresas, financiando parte de sus remuneraciones.

 

El Director Regional cree que esta es una solución que beneficia en gran medida a los trabajadores: “Se tiene el concepto de que el subsidio beneficia a la empresa, pero en definitiva el directo beneficiado es el trabajador, porque es muy distinto estar recibiendo el subsidio de cesantía a recibir su sueldo completo”, señala.

 

Por otro lado, Barraza expresa que desde el punto de vista del empresario, esto le permite trabajar con toda su dotación, lo que genera mejoras en la productividad y con eso, mejores resultados, fomentando un crecimiento en la empleabilidad.

 

A grandes rasgos y en palabras del mismo Barraza, los requisitos para postular no son muchos: “Lo único que se pide es que las empresas declaren primera categoría (que estén formalizadas). No hay mínimos o máximos de trabajadores a postular a cualquiera de las dos líneas, tampoco se pide que sean empresas grandes o pequeñas”, indica el Director Regional del Sence.

 

Cabe destacar que el subsidio está diseñado de forma que pondera las ayudas en virtud de las necesidades del grupo al que está enfocado. Por ejemplo, la “Línea Contrata” está segmentada en dos grupos. El grupo “A”, que está integrado por personas con discapacidad, mujeres (mayores de 18 años) y hombres (desde los 18 hasta los 23 años) sin discapacidad. Por otro lado, el grupo “B” considera a hombres mayores de 24 años sin discapacidad. Este último grupo recibirá un subsidio menor al primero, puesto que presenta menores niveles de desempleo.

 

El trámite para optar a este beneficio está dirigido a las empresas, las que pueden postular o revisar todos los detalles y requisitos a través del siguiente enlace: www.subsidioalempleo.cl/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *