Ocio y deporte como alternativas para fortalecer el desarrollo de las personas con discapacidad intelectual

El taller de ocio y recreación para personas con discapacidad intelectual, es un proyecto que bajo el alero de la ONG Moviendo y el apoyo de organizaciones como AVANZA Inclusión, tuvo como objetivo promover el derecho al ocio a través del deporte, actividad física y la recreación.

 

La iniciativa surgió luego de que la organización se adjudicara el Fondo de Fortalecimiento de Organizaciones de Interés Público del Ministerio Secretaría General de la Presidencia.

 

En ONG Moviendo, el ocio es entendido como una actividad de carácter libre, voluntaria y con fin en sí misma; y en esa línea, es clara en promover los efectos positivos que tiene a nivel personal y también colectivo. En línea con lo anterior, en la organización destacan la importancia de estas instancias para fortalecer los vínculos comunitarios y de esa forma ayudar a articular una convivencia más humana. 

 

María Paz Gálvez, socia-fundadora de ONG Moviendo, opina que “vivimos en una sociedad donde el descanso es mal mirado; donde lo que no es productivo es considerado malo o incluso, inmoral. A nosotros nos parecía, que si bien el trabajo y otras dimensiones de la vida son importantes, el ocio también nos puede enriquecer, tanto a nivel individual como colectivo”.

 

Gálvez es enfática en señalar la importancia de estos espacios para generar bienestar en las personas, pero primordialmente, a la hora de fortalecer el sentido de comunidad: “No es sólo el derecho al ocio, sino también al derecho al ocio en encuentro con otros. Nos parece que hay un potencial muy transformador de la sociedad en estos espacios de encuentro libre”, comenta.

 

ONG Moviendo trabajó en conjunto con AVANZA Inclusión en un taller que tuvo como objetivo “implementar una experiencia de educación no formal entorno a la promoción del derecho al ocio, a través del deporte, actividad física y recreación, para jóvenes y adultos jóvenes en situación de discapacidad intelectual en la Región de Valparaíso”.

 

En línea con lo anterior, María Paz Gálvez describe que, anteriormente, la ONG Moviendo había estado trabajando principalmente con niños y niñas de campamentos, pero tenían la inquietud de ampliar sus horizontes a otros grupos en riesgo de exclusión social. En ese sentido, las personas con discapacidad les pareció un grupo donde su cometido podría lograr un impacto positivo.

 

“Por ahí surge el interés y se concreta algo que nos parece interesante institucionalmente en las dos organizaciones: la colaboración -a la que también se suma la Asociación de Padres y Amigos de Personas con Discapacidad- que contempla la ejecución del programa de ocio para personas con discapacidad intelectual, además de la postulación de fondos concursables”, puntualiza la fundadora de la ONG Moviendo.

 

La idea tras la realización de este taller, en palabras de María Paz Gálvez es que “esto nos entregue las herramientas, como una primera experiencia, para poder seguir planteando iniciativas que vayan en beneficio de personas con discapacidad intelectual”.

 

Este trabajo en conjunto y multidisciplinario responde a la importancia de establecer vínculos con otras instituciones que buscan promover la inclusión social y laboral de personas con discapacidad, dando respuesta, desde diversas aristas, a las necesidades que existen en pos de alcanzar una sociedad inclusiva.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *