Mes de la Salud Mental: ¿cuál es el panorama nacional?

El pasado 10 de octubre, se conmemoró el Día Mundial de la Salud Mental; una instancia promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la cual se busca visibilizar las externalidades que generan los problemas asociados a las afecciones mentales, además de promover la accesibilidad de la ciudadanía a un tratamiento eficaz. 

 

Cabe destacar que la OMS define la salud mental como: “un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.”

 

Teniendo claro lo anterior, en términos de lo importante que es tener una buena salud mental para poder desarrollar una vida plena, preocupan los resultados de Chile en el estudio “Prevalencias y brechas de hoy; salud mental mañana” realizado en 2016 por la OMS.

 

En dicho estudio, se instala a Chile entre los países con las mayores tasas de enfermedades psiquiátricas en el mundo, con un 23,2%. En este recuento, llama la atención el dato que casi un tercio de la población mayor a 15 años ha sufrido un trastorno psiquiátrico a lo largo de su vida.

 

En este contexto, Luisa Espinoza, terapeuta ocupacional y Directora Técnica de OCR Casa Club, organización sin fines de lucro, dedicada a ofrecer programas de rehabilitación para personas con trastornos psiquiátricos severos, señala que: “Actualmente aún encontramos estigmatización hacia las personas que tienen problemáticas de salud mental; son estigmas que reúnen estereotipos y prejuicios antiguos”.

 

En ese sentido, Espinoza expresa que aún falta concientizar a la sociedad sobre el respeto y el cuidado de la vida, y en esa línea, profundizar en términos de autoconocimiento: 

“Hace falta que todos podamos concebirnos como seres integrales en vinculación permanente con otras personas, y que esas relaciones deben basarse en el respeto y la valoración (…) Debemos reconocer que estamos en vinculación permanente con otras muchas formas de vida”, agregó. 

 

Eso sí, no todo el panorama es negativo. Si bien es cierto que aún es necesario mucho trabajo para quitarle el estigma a las enfermedades mentales, la pandemia ha servido como una instancia pedagógica, para recalcar la importancia del cuidado personal y mutuo, y también para recuperar espacios creativos y de ocio que antes eran obviados.

 

En línea con lo anterior, la Directora Técnica de OCR Casa Club destacó la importancia de “comprendernos como seres cíclicos, en constante transformación, reconociendo la salud física, emocional, mental y espiritual como pilares fundamentales del bienestar, los que están en constante cambio y adaptación”.

 

La salud mental es un tema de crucial importancia a nivel país, que incide directamente en la misión de instituciones como AVANZA Inclusión, en donde promovemos la inclusión sociolaboral de personas en riesgo de exclusión social, por lo que creemos necesario seguir avanzando en materias de salud mental, tanto en políticas públicas, como a nivel cultural. 

 

En ese sentido, Espinoza destacó la labor de AVANZA Inclusión, recalcando la importancia que tiene incluir “todas las personas en su diversidad funcional, abriendo una puerta que abarca la salud mental, y reconociéndola como un componente transversal a todas las personas”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *