Ley N° 21.275: nuevas medidas para garantizar una inclusión laboral efectiva de personas con discapacidad

Con La Ley N° 21.275 se busca afianzar los valores promovidos en la ‘Ley de Inclusión Laboral’, modificando el código del trabajo para exigir a las empresas pertinentes la adopción de medidas que faciliten la inclusión laboral. 

 

Esta ley nació como una iniciativa del diputado Francisco Undurraga, quien, ante las dificultades de implementación que ha tenido la Ley N° 21.015, coloquialmente conocida como la “Ley de Inclusión Laboral”, propuso la necesidad de darle capacidades a las empresas para hacer realmente efectiva la inclusión de personas con discapacidad.

 

Específicamente, lo que hace esta ley es modificar un segmento del código del trabajo para exigir a las empresas sujetas a esta normativa (aquellas con más de 100 trabajadores) la adopción de tres medidas: 1) Elaborar y llevar a cabo anualmente programas de capacitación a su personal; 2) Promover políticas de inclusión laboral en función de las normas de igualdad de oportunidades e inclusión laboral en todas las actividades realizadas dentro o fuera del trabajo; y 3) contar con, al menos, un experto en materias de inclusión laboral en el área de recursos humanos, certificado por el Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales, ChileValora.

 

Con respecto a la forma en cómo se evaluará el perfil del profesional experto en inclusión y discapacidad, Álvaro Aguilar, sub-jefe de relaciones institucionales y comunicaciones de ChileValora, señaló que “se convocará a una amplia red de actores y expertos en materias de inclusión, quienes serán los llamados a definir las competencias y conocimientos que formarán parte de uno o varios perfiles ocupacionales”.

 

En línea con lo anterior, y si bien la ley ya fue aprobada y promulgada, actualmente se avanza en las etapas de convocatoria al Organismo Sectorial de Competencias Laborales (OSCL), con el objetivo de levantar los perfiles ocupacionales requeridos. Para ello, se conformarán mesas técnicas con fundaciones y actores expertos en la materia, entre los que participará AVANZA Inclusión.

 

Cabe mencionar que la normativa establece dos años para cumplir esta indicación, tiempo suficiente para que la persona requerida pueda adquirir su nivel de especialización a través de formación y certificación de competencias laborales a través de ChileValora.

 

Aguilar agregó que, tras esa convocatoria, “el Directorio de ChileValora es el encargado de aprobar el estándar, el cual posteriormente será acreditado en el Catálogo Nacional de Competencias Laborales”. Según ChileValora, en este proceso “también participarán otros actores de interés relacionados con servicios sanitarios y asistencia social del sector público”.

 

Por otro lado, en cuanto al proceso de acreditación, Álvaro Aguilar señaló que “la organización que conduce la Certificación de Competencias Laborales, estará encargada de apoyar metodológicamente la definición de los estándares a medir, además de velar por el cumplimiento de la ley para asegurar que las empresas cuenten con expertos en inclusión en sus áreas de recursos humanos”.

 

La certificación de las competencias laborales de los expertos en materias de discapacidad, será ejecutada en centros evaluadores acreditados en estas materias. Para eso, estos centros deberán crear los procesos evaluativos, los cuales tendrán que ser aprobados por ChileValora. Posteriormente, dicha organización realizará un curso de formación a los evaluadores. La convocatoria para dichos cursos comenzará el primer semestre de 2021.

 

Con respecto a las aptitudes que debe tener el quién postula al puesto de experto en materias de inclusión al área de Recursos Humanos de cualquier organización, Aguilar señala que “no es necesario contar con alguna profesión específica, pero sí con las habilidades y conocimientos necesarios para ejercer esta labor, lo que será evaluado en el proceso de certificación que se lleve adelante”. El ejecutivo de ChileValora señala que, con esto, buscan reconocer formalmente los conocimientos y competencias de las personas, independiente de cómo los hayan obtenido y sin prerrequisitos de grados académicos u otros.

 

Finalmente, Álvaro Aguilar indicó que “ChileValora está trabajando en implementar el sistema necesario para poder concretar el objetivo de esta ley”, agregando que esta es una organización cuya gestión se basa en el trabajo unificado entre Estado, trabajadores y empleadores; cada uno desde su tribuna, aportando a una visión integrada y diversa. “Por ello es importante cumplir cada una de las etapas del sistema de manera que represente a todos y esté alineado con las diversas realidades del mercado laboral.”, sentenció.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *